El final del roaming en Europa

Después de las vacaciones en un país  europeo puede encontrarse una sorpresa bastante desagradable en la factura de su teléfono. Los costes de roaming encarecen llamar y navegar en su smartphone en el extranjero. Eso es lo que quiere limitar la Comisión Europea.

A partir de Julio de 2016 no debe ser más caro llamar y navegar en el extranjero europeo que en el país de origen. Según el deseo de la Comisión Europea las empresas de telecomunicaciones deberían desistir de forma voluntaria de facturar el roaming para llamadas, SMS e internet móvil. También para llamadas de líneas fijas a otro país de la Unión Europea las empresas no podrán cobrar más que en una llamada nacional. 

 


Aquí los planes de la Comisiaria Neelie Kroes